SEMILLAS MUERTAS

SEMILLAS MUERTAS

Pronunciar palabras baldías es como sembrar semillas muertas en tierra infértil. La inutilidad del acto solo atrae el dolor atroz del sin sentido: un amargo fruto imaginario nacido de una planta incosechable.

-¿Te doy antes de desvanecerte un punzón de hielo para que lo claves en mi pecho?-

De nada serviría. Suenan dentro de mí mil fragmentos hechos añicos. No hay nada más que puedas romper aquí.
Quizás quieras un martillo para pulverizar lo poco que queda; No te lo daré. 

Recogeré los pedazos, haré de ellos teselas, transformaré mi corazón en un mosaico... y en ese acto de artesanía olvidaré tu ponzoñoso recuerdo. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s